El árbol de Diana

miércoles, febrero 01, 2006

Conociéndome

Es increíble cuántas cosas necesitamos. No nos basta con tener una familia, unos estudios, un trabajo, unos amigos, un piso… NO. Nos seguimos quejando, porque al fin y al cabo de nada sirve si seguimos sin soportar que la madre que nos parió nos persiga llamándonos irresponsables, y por supuesto que cada vez que viene a tu casa te indique que has de cambiar o limpiar unas cuantas cosas. Por supuesto nos quejamos si en plan cena de Navidad hay una guerra familiar de todos contra todos y nos pilla en medio, copa en mano, diciéndo "ya vale..."

Nos quejamos mientras estudiamos y cuando trabajamos nos quejamos de que no tenemos tiempo ni dinero para estudiar más, pero eso sí, de forma autodidacta te empapas de todo lo que pillas y piensas “Esto sí que es estudiar y no lo que hacía yo en la carrera…” Vaya, eso sí que es tirar 3 años por la borda en un momento.

Del trabajo ni hablemos.

No tenemos tiempo para ver a todos los amigos que nos gustaría, acabas viendo siempre a los que viste ayer y te lastimas de que aquel amigo o amiga que no ves hace un mes se te olvida siempre llamarlo/la. Y nos quejamos. Porque los mejores siempre están lejos y por qué será que esos son los que más te consuelan y animan.

Que SÍ, conseguí mi piso y ahora no tengo tiempo de limpiar como quisiera, que hay días que da vergüenza, y dejé de sentirme independiente hace ya algún tiempo. Dependo del trabajo, del dinero, porque si no mi casa se va al garete. Y adiós viajes de los 23 años, adiós una segunda carrera, adiós las cosas que veo y sanamente envidio en mis amigas o compañeras de universidad, y me quejo.

Quiero estar sola, soltera, apuesto por las relaciones esporádicas, sin compromiso, por la sinceridad absoluta del “ambos sabemos lo que queremos” y resulta que yo no porque me sorprendo a mi misma diciendo “Necesito algo de romanticismo en mi vida, quiero algo bonito!!”

Te sientes vacía y te encuentras en el trabajo, con tu compañero, y sentados os ponéis a pensar “¿Dónde nos gustaría estar ahora mismo si no estuviésemos aquí?” Miquel dice que en una playa, dándole el sol en la cara, y yo pienso que me conformaría sólo con estar en casa calentita, con la mantita, la estufa, el cigarrito y el mando de la tele para hacer zapping. Y lo cierto es que el día que tengo ese plan me quejo, y me busco algo que hacer y ya se me ha visto el pelo.

Diría que es un momento más bien malillo, en el que estoy estancada y nada me gusta, nada me parece bien. Iba a decir que no marcha la cosa ni para atrás ni para delante, que vendría bien un cambio en mi vida, y tal y cual… Pero pensemos en positivo: ¡Qué momento este! No estoy acostumbrada a estar soltera, ni a vivir sola, ni a trabajar tantas horas, y además este fue mi primer trabajo y ahora es mi primer desencanto laboral… Es momento DESUBICADA. Pero me estoy conociendo, sólo es eso… y estoy quemando etapas.

4 Comments:

  • Una reflexion en toda regla... Hay momentos para todo. Yo que te conozco hace bastante tiempo, aunque a veces intermitente, se que esto es un momento bajon que te ha dado y todo por pensar demasiado... Ahora mismo estas llamando a tu compi para pillarte una de chen chiew y una de bravas que cojones, que el dinero que queda, aunque poco, esta para gozarlo con la gente que quieres. Total, para lo que hay que ver... Y desde este rincon de ninguna parte donde estoy ahora mismo ubicado, con el teclado como arma y pensando en lo que cuentas te digo que mañana será otro dia, quizás igual, pero al menos al leer esta tontada que te estoy escribiendo te reirás de mi; y no hay nada mas agradable que que se rian de uno consiguiendo sonrisa ajena. Sin mas se despide un servidor, siempre a su disposición para lo que quiera mandar. Un beso :*

    By Anonymous Sergio, at 6:14 p. m.  

  • Sí me has hecho sonreír, sí. Y mañana será otro día... también. Que la taja del Chen Chiew no será lo mismo sin su cofundador... está claro. Tu amiga intermitente, siempre y de igual manera a tu disposición. Otro :*

    By Blogger Diana, at 6:26 p. m.  

  • La gente q mas añoras es la q tienes lejos o la q no ves y por eso piensas q te consuelan mas q los demas. En parte es cierto y en parte es una forma de autoconformismo y de castigo q te estas inflingiendo inmerecidammente.
    No te castigues q no te lo mereces y sigue luchando por lo q quieres y nuca, nunca, te conformes con lo q tienes pq eso hara q te aburras y te marchites.
    Bicos ;)

    By Anonymous Anónimo, at 4:31 p. m.  

  • No, aburrirme ya te digo yo que no... ¿Castigarme, machacarme y autoinflingirme? Si al final me va a ir el sado-maso y todo... jejeje
    Petons i els meus carinyos!

    By Blogger Diana, at 5:11 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home